06 abril 2009

La magia de Jurassic Park sigue viva

Recientemente los cines de la Filmoteca nacional en Madrid ofrecieron la oportunidad de volver a disfrutar en la gran pantalla de uno de los títulos más improtantes en la historia moderna del cine: Parque Jurásico.

Hace casi 16 años del estreno una de las obras insignia del ambicioso y visionario Steven Spielberg, concretamente se estrenó en nuestro país el 20 de Septiembre de 1993, y a pesar del tiempo pasado, el título conserva su magia y todo aquello que la hace especial.

En un momento como el de ahora, en el que la evolución de los efectos especiales crece esponencialmente, parece mentira que unos animatronics como los usados en el rodaje de la película jurásica sigan aguantando el tipo. Esos robots con forma de T-Rex o de Velociraptor que debían tapar si se ponía a llover a mitad del rodaje siguen siendo los mismos terroríficos y peligrosos saurios de hace 16 años.
Michael Crichton puso sobre la mesa, supuso un antes y un después como el propio Spielberg lograse con Tiburón casi 10 años antes.

La realización es impecable, la combinación de humor, tensión y acción es tan hábil como efectiva. No importa cuántas veces se haya escuchado, la banda sonora del maestro John Williams sigue emocionando por sí sola y aún pone la carne de gallina cuando se disfruta de la película. Es especialmente remarcable la famosa e inolvidable llegada del helicóptero a la isla con el live motive principal.

No voy a negar que peca en guión de ciertos giros y momentos típicos del género pero que, porqué no, forman parte de su magia y no cantan demasiado como para hacer que decaiga todo aquello que la hace especial.

Soy consciente de que hay mucha nostalgia en este crítica pero realmente volver a disfrutar de una de mis películas favoritas, que disfruté (y temí) en el cine con tan sólo 10 años, en pantalla grande y, además, en versión original es algo que hace dos semanas nunca hubiese pensado que pasaría. Doy las gracias a la Filmoteca por recuperar todo tipo de clásicos porque, al fin y al cabo, Jurassic Park es un clásico.

7 comentaron:

osKar108 dijo...

Y tanto si es un clásico, aún me acuerdo la enorme cola que tuve que hacer en el cine de mi barrio (actualmente ya cerrado desde hace un tiempo) cuando fui a verla a mis 13 añitos (menos mal que has dejado la fecha del estreno en España) y eso que fui solo y cuando llevaba un tiempo estrenada (todos mis amigos ya habían ido a verla antes) y también recuerdo que me lo pasé tan bien que me colé en la siguiente sesión y ahí ya coincidí con un par de conocidos y me puse a verla, otra vez, con ellos.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

"Live Motive"? Querrás decir Leitmotiv, no? Gracias por hacernos recordar aquella primera sesión de la tarde de viernes que acudíamos en masas a verla... Aunque no se si realmente habrá envejecido tan bien.

Adri dijo...

Anónimo, el Live Motive y el Leitmotiv son dos cosas distintas.

El primero, al que yo me refiero, es la pieza musical que caracteriza a un personaje o una trama dentro de una película. El Señor de los anillos es un gran ejemplo, Rohan tiene uno, los hobbits otro, Gondor otro.. etc.

El leitmotiv no sólo se puede referir a una pieza musical sino a un tema general que es recurrente a lo largo de la película. Todos los diferentes aspectos de una película, incluida banda sonora, sirven a un leitmotiv común.

Siempre hablando dentro del campo del cine.

En este caso podríamos decir que la música a la que me he referido es leitmotiv porque está unida a la trama principal, pero he querido usar life motive.

Anónimo dijo...

Pues ya me has sembrado la duda... He invertido un rato en buscar ambos términos (o los tres, ya que rematas la respuesta con un "life motive"), y no he encontrado nada sobre la expresión "live motive". Puede que mi torpeza en las búsquedas de internet me haga seguir ignorando el concepto, así que si tienes alguna referencia fidedigna de tu explicación te la agradecería (en serio). En cualquier caso la RAE solo acepta "leitmotiv".
Gracias por todo

freddy dijo...

Señor Anónimo, con lo fácil que era criticar que Tiburón (mi favo de Spielberg, ojalá la den algún dia próximo en la filmoteca... aunque tal y como programan las cosas tendrá que palmar Spielberg para ello) en realidad era casi 20 años anterior y no 10 paque meterse en ese lio :P

Qué pena que la sala en la película estuviera más vacía de lo habitual, poco probable que programen más películas así... con lo bien que se lo pasa uno aunque las haya visto decenas de veces... buah, el dia lejanisimo que muera Michael Bay y programen La Roca lo voy a flipar xD

Ana dijo...

Vaya!
qué grandes recuerdos me ha traído tu texto, aunque bien es cierto que pasé mucho miedo con esta película, creo que es una de las que más me han impactado a lo largo de mi vida...

Moltisanti dijo...

Esto es algo que siempre pienso, los efectos especiales de esta película son increíbles y los prefiero por delante de todo CGI del mundo. Viva Spielberg y la madre que lo... :D

PD: Es una de mis películas preferidas y siempre lo será.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons