14 enero 2006

Heath Ledger y Jake Gyllenhaal cabalgan juntos en una obra maestra de Ang Lee



Por fin llega a las pantallas españolas Brokeback Mountain. Tras lograr el León de Oro en la última Mostra de Venecia el pasado mes de septiembre, lograr (entre un mar de nominaciones y premios) 7 candidaturas a los Globos de Oro que se entregarán el lunes y recibir las mejores críticas del año pasado en Estados Unidos. La película se ha convertido en la principal candidata para los próximos Oscars, en los que todo indica tendrá como principal rival a la segunda película como director de George Clooney, Buenas noches, y buena suerte, a la que ya derrotó en Venecia.

Ang Lee vuelve al cine más independiente e intimista tras el relativo fracaso que obtuvo con su particular visión de Hulk con una arriesgada y sensacional película, basada en un relato corto de la escritora Annie Proulx, ganadora del premio Pullitzer. Los encargados de llevar a cabo la adaptación de la historia han sido los reputados escritores Diana Ossana y Larry McMurtry (autor de las novelas que inspiraron films como La fuerza del cariño o Hud, el más salvaje entre mil)

Además de unos extraordinarios Heath Ledger (que estrenará este mes una nueva versión de Casanova) y Jake Gyllenhaal (protagonista de Jarhead, última película del oscarizado Sam Mendes) aparecen en la película en papeles menos relevantes las actrices Michelle Williams (quien, tras su paso por la serie Dawson crece, se ha empezado a labrar una carrera en el cine independiente en películas como Tierra de plenitud o Vías cruzadas) o Anne Hathaway (protagonista de Princesa por sorpresa 1&2), interpretando a las esposas de aquellos. También se dejan ver, en papeles más breves, Anna Faris, Randy Quaid o Linda Cardellini.

La película, rodada en los inmensos parajes de Texas y Wyomimg, cuenta la historia de dos vaqueros (uno trabaja en un rancho y el otro en los rodeos) que se conocen en el verano de 1963 y que sienten una atracción mutua.

Brokeback Mountain es, por derecho propio, la primera obra maestra que depara el 2006. Ang Lee se supera así mismo y logra, a falta de ver sus films rodados en Asia, la que es la mejor película de su carrera. Con un estilo sobrio (alejado de la manipulación y lo sentimentaloide, pero aún así absolutamente emotivo), Lee nos cuenta esta bellísima pero a su vez trágica historia de amor entre dos vaqueros, Ennis y Jack, en una relación profundamente marcada por los tabúes correspondientes a la época, la sociedad y el lugar en que les tocó vivir.

Por encima de la estupenda dirección de Lee, sobresale el maravilloso reparto que presenta la película. En una arriesgada decisión los responsables de la película decidieron apostar por un reparto joven y más experimentado en el cine comercial, especialmente en los casos de Hathaway y Ledger. A pesar de no contar con películas de prestigio anteriores a esta, el australiano Heath Ledger da aquí una interpretación absolutamente memorable y digna de Oscar. Con una actuación basada más en la gesticulación que en los diálogos logra ensombrecer el trabajo de un también excelente Jake Gyllenhaal, en un papel opuesto al de Ledger. Digna de admirar es la química existente entre Ledger y Gyllenhaal (ambos dando la interpretación de sus carreras), lo que ayuda a que Brokeback Mountain se convierta en la mejor historia de amor de los últimos años. Anne Hathaway y, sobre todo, Michelle Williams (si bien es cierto que ésta cuenta con un papel más jugoso que aquella) son un brillante apoyo a la pareja protagonista.
Otros aspectos claves de la película son la preciosa fotografía de Rodrigo Prieto y la adecuada y excelente banda sonora de Gustavo Santaolalla, ambos habituales del director mexicano Alejandro González Iñarritu (Amores Perros,21 gramos).

La secuencia: La camisa de Jack. No hace falta desvelar más.
Lo mejor: Las interpretaciones de todo su reparto (sobresaliendo un maravilloso Heath Ledger) y la dirección de Ang Lee
Lo peor: Que la gente descarte verla por contar una historia de amor entre dos hombres.

***** Para concluir sólo decir que Brokeback Mountain la que es, sin lugar a dudas, la película de la temporada. Termine o no triunfando en los Oscars, Ang Lee nos ofrece un film de visión obligada para todo aficionado al cine que se precie.

4 comentaron:

Anónimo dijo...

muy buenas don daniel, en primer lugar felicitarle por sus comentarios criiticos, y en segundo q estoy esperando nos deleite con los nuevos comentarios de las peliculas recientemente estrenadas jardhead y the jacket, un saludo y buen trabajo

Jorge López dijo...

Para Daniel M.

Soy un gran fan de tus críticas fílmicas, y coincido al 100% con tus opiniones. Me gustaría quizás que prestases más atención a otro tipo de cine menos comercial, que se encuentra menospreciado por el gran público.
También me gustaría saber como poder contactar contigo sin ser a través de este blog para poder intercambiar opiniones sobre películas y lo que surja.
Un saludo.

Daniel Martinez dijo...

Muchas gracias a los dos. Adriana y yo lo hacemos tan bien como podemos. Intentaremos que la web mejore poco a poco.

Jorge,si quieres puedes agregarme al msn. Mi dirección es shakespeare_1616@hotmail.com. Por otro lado decir que tenemos una dirección de correo para la propia web (laultimapelicula@hotmail.com).

Es cierto que las peliculas de las que hemos hablado se acercan más que nada al cine comercial. De hecho la mayoría de los artículos tienen que ver directa o indirectamente con los Oscars (de los que soy un fan absoluto, no puedo evitarlo). Curiosamente las películas más destacadas de este año son independientes: Brokeback Mountain,Capote, Crash o Buenas noches, y buen suerte están producidas todas ellas fuera de los grandes estudios.

Próximamente me gustaría dedicarle algo más de información al cine europeo. Bueno, que me enrollo demasiado...

Adri dijo...

Aqui Adriana, la otra criticadora en masa.
Quiero añadir aqui mi opinion a cerca de brokeback mountain, que difiere bastante de la que ofrece Dani.
No voy a extenderme mucho pero solo decir que es Jake Gyllenhaal el que ensombrece la actuación de Ledger. El doblaje del segundo estropea algunas de las mejores escenas que tiene. Los primeros 45 minutos de metraje introducen al espectador en una historia de amor pasional y prohibido. Las secuencias en las que Jack y Ennis se besan o hacen el amor están estupendamente rodadas. Pero desde la primera vez que ambos se separan, el nada creíble paso del tiempo comienza de lento hasta llegar a un sin sentido, donde la narración fria distancia cada vez más al espectador de la historia, alejandole así de la carga emotiva que en base posee esta historia.
Una idea buena y original, un tema delicado que no ha sabido plasmar el guionista de este film.

***

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons