21 julio 2011

Un viaje cinematográfico a los 80 con Super 8

Verano del 79. Un grupo de amigos están rodando un corto de zombies con su flamante Super 8. Una noche, rodando una secuencia de divertidos aires a Casablanca, son testigos de un accidente ferroviario brutal. Desde ese momento, extraños sucesos y desapariciones empiezan a tener lugar en la ciudad y los jovenzuelos están más implicados de lo que piensan.

Sin duda, lo más destacable de Super 8 es cómo el elemento nostálgico baña todos los aspectos de la cinta más allá del simple contexto histórico. J.J. Abrams escribe y dirige echando mano de la tensión más clásica, de la química divertida entre pre-adolescentes de las películas de aventuras de los ochenta y una mezcla de géneros, entre los que encontramos drama, comedia, acción, suspense y algo de ciencia ficción, muy equilibrada.

Ya se sabe que las comparaciones son odiosas, pero Super 8 recuerda a muchas cosas. Recuerda a Jurassic Park en sus momentos de acción y suspense, recuerda a E.T. en el punto de vista de las figuras autoritarias en general y los militares en particular y es inevitable acordarse de Los Goonies mientras disfrutamos de los chavales maquinando y preparando su película o en los momentos de auténtico cine de aventuras.

Sin embargo, Super 8 no es perfecta y en su mejor y más destacable cualidad también está su mayor defecto. En ocasiones es inevitable tener esa sensación de esquema predecible que, aunque consiga salvar con alguna que otra sorpresa, va inherente a las referencias cinematográficas y el tono nostálgico que impregna la cinta en fondo y forma. Es por esto que quizá la película carezca de cierta personalidad propia. Sin embargo, no creo que sea un problema para aquellos que no entren en el juego nostálgico, porque con tan buenas referencias el resultado es excelente.

El casting es estupendo. Prácticamente todo el peso de la historia recae sobre un reparto infantil muy simpático en el que destacan Elle Fanning y Joel Courtney, el Eliott de esta historia, quienes consiguen crear un cocktail perfecto de inocencia y forzada madurez. Entre los adultos destaca Kyle Chandler, quien aborda de forma inteligente un papel de policía resolutivo y padre dolido que podría haber llevado demasiado al extremo. El militar de turno le ha tocado a Noah Emmerich, al que Abrams hábilmente ha contenido para evitar caer en patriotismos y estereotipos típicos del género.

Instucciones de uso: La combinación de géneros hacen de esta producción de Spielberg un título apto para todo tipo de público y exigencias independientemente de sus incuestionables reminiscencias al mejor cine ochenteno spielbergiano.
Super 8 es disfrutable 100%. Hace reír, provoca tensión y genera adrenalina a la vez que emociona y enternece. Sin duda es de ese tipo de películas que solían ser blockbusters veraniegos con merecido éxito de público y crítica. De esos que de un tiempo a esta parte escasean de forma alarmante. Super 8 se estrena el 13 de Agosto en España. No os la perdáis.

3 comentaron:

Fercatodic dijo...

Pues habrá que verla, que también la pudieron muy bien en 007 podcasts

Fercatodic dijo...

Pusieron, pusieron... Ese auto corrector...

Daniel Martínez dijo...

Estará libre de spoilers pero me da pánico leer la crítica. Ya tengo el hype por los cielos, así que mejor no leer nada que me haga esperar la mejor pelicula de la historia!!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons