22 marzo 2007

Breaking and Entering

La última película de Anthony Minguella, Breaking and Entering, se ha estrenado sin hacer mucho ruido y con muy poca publicidad, a pesar de estar protagonizada por actores como Jude Law (intérprete que consiguió sus dos únicas nominaciones al Oscar en sus anteriores colaboraciones con Minguella) o la francesa Juliette Binoche y de estar dirigida por el responsable de las superiores El talento de Mr Ripley, Cold Mountain (que no es ni mucho menos tan mala como muchos dicen.... otra cosa es que no responda a las expectativas o que la historia de amor no termine de funcionar) o la magistral El paciente inglés, por la que ganó el Oscar a mejor película y director, enter otros.

La película, que a grandes rasgos cuenta la historia de un arquitecto (Law) pasa por una crisis personal y profesional. Cuando un joven inmigrante robe en su empresa, su vida dará un giro importante.... Este es un proyecto diferente a los anteriores de Minguella: por primera vez desde su ópera prima Truly Madly Deeply, el director cuenta con un guión propio - en el resto de su filmografía ha adaptado diferentes novelas- y se ha dejado las ínfulas de Oscar en su casa (algo que no hizo con Cold Mountain, que buscaba desesperadamente el amor de los académicos, que no logró). Sin embargo, estos factores no ayudan a la película, que se convierte en la peor de la filmografía del director británico.

Sin ser ni mucho menos una mala película (sería injusto catalogarla así y olvidarnos de su elegante puesta en escena, la fotografía o la banda sonora de la película) pero que acaba convirtiéndose en algo completamente ajeno al espectador. Su gran defecto es su intrascendencia: no nos preocupamos ni emocionamos por lo que le pasa a los personajes ni tampoco llegamos a creernos sus acciones (como la actitud de la siempre estupenda Robin Wright Penn al final de la película... no es lo mismo ser buena que ser tonta).

**1/2

Lo mejor: Su corrección interpretativa, formal y estética
Lo peor: Su intrascendencia
¿Por qué Jude Law sigue sin funcionar en la taquilla a pesar de su innegable belleza y talento?

2 comentaron:

Cinematic dijo...

Me gusta mucho el estilo clásico de Minghella, y Cold mountain me gustó mucho, ha sido bastante infravalorada. Pero ante la avalancjha de estrenso ha tenido que esperar al videoclub (como también me ha pasado con El buen alemán, Paris Jet´aime, El velo pintado...).

¿Habeis visto The Host? Es buenísima, toda una gozada. ¿Y 300? La ví ayer y me encantó. Publiqué la crítica en mi blog.

Saludos!!

Crítico en Serie dijo...

Teneis razón con esto de "intrascendente". A mí se me hizo lejana, e iba pensando: "me importa un comino".

Además, que el personaje de Robin Wright me pareció super mal escrito. Es demasiado. Y el vestuario de Law es delictivo (con esas camisas de cuello redondo...).

Desde El Paciente Inglés, Minghella no alzó cabeza. Siento decirlo pero es así. (Y Cold Mountain para mí fue una tremenda decepción).

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons