14 junio 2008

Una de tópicos en la ciudad del pecado: Algo pasa en Las Vegas

Dejemos las cosas claras antes de empezar. El que entre o haya entrado en una sala de cine esperando encontrar en Algo pasa en las Vegas algo original, arriesgado o, simplemente, diferente es que tiene más fé que el Marca con el triunfo de la selección española en la Eurocopa. Estamos ante una de esas películas prefabricadas para un público que demanda este tipo de productos al menos un par de veces al año. Criticar estas películas es una tarea de lo más absurda e inútil así que ante el evidente éxito que tienen entre el público (sin ir más lejos, ésta película lleva recaudados en todo el mundo más de 200 millones de dólares, con 35 de presupuesto), así que ante esto sólo podemos reaccionar de dos modos: ignorándo su presencia en las carteleras o, dejar los prejuicios y la actitud crítica (si no lo haceis, estais muy muy jodidos)y asistir a una previsible pero generalmente entretenida historia de amor que nos cuenta como dos personas totalmente opuestas acaban enamorándose a pesar de mil y un obstáculos que ya quisieran para sí Ennis del Mar y Jack Twist. Y sí, estoy siendo irónico.


Dos desconocidos se despiertan una mañana y descubren que se han casado tras una noche de locura y descontrol en Las Vegas, justo después de que uno de ellos haya ganado un jackpot millonario en un casino jugando con una moneda del otro. Intentarán divorciarse pero un juez les impondrá convivir juntos durante al menos seis meses, durante los cuales tendrán que trabajar en su matrimonio.

El éxito de tramas tan sobadas y arquetipos tan habituales (siempre un miembro de la pareja es el bala perdida, mientras el otro es mucho más paranoico y conservador) depende a menudo de la química y el carisma de la pareja protagonista. Para la ocasión se han escogido a dos actores que a mí personalmente me hacen gracia: Cameron Díaz (que ya ha demostrado su vena payasa en numerosas ocasiones) y un Ashton Kutcher que nunca me ha parecido el antiCristo interpretativo que algunos ven. Pues bien, la química, gracias a Dios, funciona. Hacen buena pareja y aprovechan como pueden los (tampoco muy generosos) recursos que tienen a su disposición. Los secundarios, otras de las claves de estas películas, tienen relativa gracia siempre y cuando no aparece una Queen Latifah haciendo de Queen Latifah.

Todo lo dicho hasta el momento apunta a que estamos ante un horror de película pero ni mucho menos es el caso. Ponerse mezquino con estas películas (que tanto me gustan por otra parte) no tiene demasiado sentido y aquí no hay excepción. Lo triste es que Algo pasa en las Las Vegas (cuyo título original hace referencia a la famosa frase What happens in Vegas, stays in Vegas) se queda muy muy lejos de otras joyas del género como El amor es lo que tiene (un guilty pleasure de un servidor) o la excelente La boda de mi mejor amigo, en las que aparecía la pareja protagonista.

Lo mejor: Ashton Kutcher y Cameron Díaz.
Lo peor: Queen Latifah. Que no sea muy divertida, no digo ya original.
La secuencia: Cuando la pareja se da cuenta de que se gustan tras el fin de semana con los jefes de Cameron Díaz.

Película recomendable solo para fans de la pareja protagonistas y adictos a las comedias románticas que estén en un momento no demasiado exigente.

1 comentaron:

inaki_cintv dijo...

No puedo con Cameron Diaz, asi que no creo que la vea, por lo menos por el momento, es peli para viaje en Tren, Avion, Autobus, ....

Estoy seguro que es graciosisima, pero es que ella es... que horror.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons