09 marzo 2009

Eden Lake, la ley de Murphy en estado puro

Eden Lake no es una película original. Partiendo de la manida pero efectiva premisa de “pareja va a pasar un idílico fin de semana en el bosque… hasta que de repente cosas terroríficas empiezan a suceder” (en este caso una serie de ataques por un grupo de niños), el inglés James Watkins debuta al frente de las cámaras con acierto y mucho oficio. No ofrece nada nuevo (no olvida los lugares comunes, como tener a una protagonista femenina al frente de un film de terror) pero si está rodada con la soltura y tensión adecuadas que la historia necesita.

Eden Lake
funciona tanto en sus escenas de terror como en sus “alivios cómicos” (esa protagonista sacándose el pincho del pie no se puede tomar en serio: fue una de las escenas que provocó aplausos entre los asistentes a la película), unos recursos que no obstante se cargan la escasa verosimilitud de la propuesta. Nuestra protagonista (una más que correcta Kelly Reilly, protagonista de mi adorada Una casa de locos) sufre la ley de Murphy: si algo puede ir mal, a ella le sale peor. Y como muestra ese final.

Ignoraremos la moralina sobre la educación de los niños porque 1) probablemente tengan razón a pesar de lo excesivo de la propuesta (cada vez que voy en el metro o en el autobús escuchando las conversaciones de chavales de once años me dan mucho miedo) y 2) la película cumple a la perfección sus objetivos: mantener en tensión por momentos pero sobre todo divertir y entretener a lo largo de sus 100 minutos. No es notable pero merece la pena.

1 comentaron:

osKar108 dijo...

No es la primera crítica positiva que leo de esta película, algo debe tener, la tendré en cuenta para ver en un futuro próximo.

¡Saludos!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons