07 septiembre 2008

Cuando el monstruo está en el interior: La Niebla

Uno de los aspectos más destacados de las novelas de Stephen King es su capacidad de poner a sus personajes al borde del avismo, experimentar con ellos, enfrentarlos y exprimirlos.

Como admiradora de King, tristemente infravalorado por alguno de sus títulos más prescindibles (y sus horribles adaptaciones cinematográficas), esperaba con ansia el estreno de La Niebla, film basado en uno de los mejores relatos del autor, uno de esos que dejan poso e invitan a la recomendación.

Frank Darabont ya tiene experiencia adaptando a King con títulos como La Milla Verde o la magnífica Cadena Perpetua y, en esta ocasión, se une a King para elaborar un guión que aprovecha de los clichés del género reinventándolos y sorprende al espectador, que es testigo de lo que King sabe hacer mejor: describir una dinámica de grupo caótica.

Tengo que reconocer que la cinta ya me tenía ganada desde esos primeros minutos en los que vemos al protagonista retocar unos pétalos de la rosa en un cuadro que representa La Torre Oscura, la mayor saga de King y el epicentro de toda su obra.

Arranca la historia con un grupo de habitantes de un pequeño pueblo de, cómo no, Maine que quedan encerrados en un supermercado debido a que una extraña niebla, en la que habitan criaturas extremadamente peligrosas, ha arrasado la zona.

A diferencia de las películas de terror y suspense al uso, y quiza por eso algunos han salido muy decepcionados de la sala, la tensión en la Niebla no crece en torno a las criaturas hostiles sino a los miedos y tensiones que estaas generan sobre los personajes.Los clímax de ataque y persecución monstruosa se sustituyen por las presiones, relaciones y enfrentamientos entre los habitantes, que muestran su verdadera yo en esta situación límite. Y ésto es lo que hace de La Niebla una gran película. Combina a la perfección esa evolución de los personajes y la estrecha conexión del espectador con ellos (que levante la mano quien no quiso aplaudir en el "momento Marcia Gay Garden") con el uso de la tensión y el horror más convencionales porque, aunque la película gire en torno a cómo esa situación afecta a los protagonistas, Darabont maneja a la perfección las situaciones de puro suspense (y la secuencia de la farmacia es un gran ejemplo).

Mucho se ha hablado de su final y de la relación con el libro. Aunque Darabont se ha tomado algunas licencias propias de una adaptación (si hay algo que no soporto son los puristas), es bastante fiel al libro salvo por el desenlace. El motivo de ello es que la novela queda mucho más abierta, dejando a los personajes sin un final claro e incluso esperanzador. Pero Darabont decide cerrar todo aquello que en la novela quedaba en el tintero (como el origen de las criaturas que, en el fondo, es indiferente) incluyendo ese desgarrador final.

Lo mejor: El final. El personaje de Marcia Gay Garden. Esa casi ausente música que subraya los momentos más desasosegantes.
Lo peor: El doblaje al español.
La secuencia: La visita a la farmacia.

La Niebla, otra adaptación de Stephen King que se suma a la escasa pila de éxitos. Un gran thriller donde los personajes importan más allá del suspense, algo que se agradece en estos tiempos de chicas en camisón huyendo de asesions por jardines en pleno riego.

5 comentaron:

Daniel Martinez dijo...

Yo también he visto la película y la verdad es que está bien... y como apuntas el personaje de Marcia Gay Harden es tan importante en la película como hostiable(tengo entendido que no son pocas las sesiones donde han aplaudido a su muerte).... otro apunte bueno de la película es que se pueden hacer varias lecturas de ella.

Y qué decir del final, es verdaderamente impactante... aunque queda algo mal que el personaje haga lo que hace TAN rápido...

bandicoot dijo...

Salvo algunos efectos especiales que cantan un poco, la película mantiene una tensión increíble de principio a fin.

Que casi la totalidad de la película transcurra en el mismo escenario y sin darnos excesivos detalles de qué está pasando, ayuda bastante.

Respecto al personaje de Marcia Gay Harden, me uno al 99'9% de la opinión: ¡Que la saquen a patadas de la puñetera tiendaaaaaaaaa!

ALX dijo...

A mi me gustó, pero tampoco me pareció ninguna maravilla por un lado no me resultó muy creíble que de repente en un día todo el mundo creyera a la fanática y por otro, la película tenía partes más aburridas y personajes demasiado estereotipados.

Como cosas buenas, las partes en las que aparecen los monstruos, Marcia Gay Harden y el final con la música de Lisa Gerrard, The host of seraphim, perfectamente integrada.

Javi el Fresco dijo...

Me encantó "The Mist". Una de las mejores adaptaciones de Stephen King, por muchas licencias que tenga. Ya se sabe que el cine es diferente. Y quizás esa diferencia la clave el señor Darabont.
Los monstruos pasan a un segundo plano, y lo que verdaderamente da miedo de toda la historia es el propio ser humano, como evoluciona cuando hay una amenaza y como saca lo mejor, y sobretodo, lo peor de cada uno.
Impresionante Marcia Gay Harden, que al igual que el 99% de los espectadores, se alegró cuando muriera. De todas formas, quizás no deberíais haberlo destripado, por si alguno no la había visto todavía.
La ausencia de banda sonora demuestra que una buena historia, bien contada, no necesita casi ningún añadido para que funcione.
En fín, que para mi, la peli no tiene desperdicio alguno.

Dany dijo...

>(y sus horribles adaptaciones >cinematográficas)

No me sea usté así mujer, que Silver Bullet (Miedo Azul) está bien... (Pa mí "Cuenta conmigo"... no cuenta) y si me apura, hasta el "Thinner" de su amado Bachman no les quedó demasiado regular.

Aunque es que el hombre es difícil, ni a él mismo le sale, si no, a Emilio Estévez y los camiones me remito...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons