08 diciembre 2008

La Ola: el poder de la masa

En otoño de 1967 Ron Jones, un profesor de historia de un instituto de Palo Alto en California, no tuvo respuesta para la pregunta de uno de sus alumnos: ¿Cómo es posible que el pueblo alemán alegue ignorancia a la masacre del pueblo judío? En ese momento Jones decidió hacer un experimento con sus alumnos: instituyó un régimen de extrema disciplina en su clase, restringiéndoles sus libertades y haciéndoles formar en unidad. Este es el argumento de La Ola, la ópera prima de un director, Dennis Gansel, que decidió trasladar esta historia a la Alemania de nuestros días con unos resultados de lo más estimulantes.



En 23 años de vida he tenido tiempo de ver algunas de los centenars de películas que han versado directa o indirectamente sobre el tema del nazismo. Es por esto que es raro encontrarse con una propuesta que te sorprenda como lo hace la cinta protagonizada por Jurgen Vogel (actor que también aparecía en la maravillosa La suerte de Emma, una joya que no debeis dejar escapar y que tuve oportunidad de ver en San Sebastián hace un par de años). El film de Gansel consigue ser convincente, entretenido y hasta creible (a pesar de algunos, perdonables, excesos de la película, como que se desarrolle en un lapso de solamente cinco días, que pone en duda la rápida inmersión de los personajes en el movimiento), sin olvidar que impacta al espectador y hace que reflexione sobre qué fue lo que llevo al pueblo alemán a permitir el desarrollo del fasicismo.

En mi opinión, la película no se pregunta únicamente si un movimiento como el nazismo es posible en nuestros días sino que aborda la capacidad o necesidad que uno tiene en la adolescencia de pertenecer a un grupo, de mostrar quien es a través de los signos externos (ropa, lenguaje, actitud...) la necesidad de tener un referente, un líder o un ídolo.

Fácil de ver a pesar de la tremenda temática que aborda y con una reconstrucción que ataca tanto al interés como al morbo, sabe mantenerse en el filo del mostrar y no juzgar, pero no se tapa a la hora de decidirse por ir al centro del tema y dejar apartada la evolución y el tratameinto de alguno de sus personajes.

La Ola continua el buen hacer del cine aleman, dirigido a un público joven pero no por ello dejando de ser reflexivo, una acertada senda iniciada por películas como Good Bye Lenin!, Los edukadores o Free Rainer (pendiente de estreno en nuestras pantallas). Que siga así.

2 comentaron:

julyqueer dijo...

Me ha gustado muchísimo, para mí, es perfectísima.
El reparto, la trama fácil de seguir, la temática, la estética, la música, everything!
Salí de la sala llorando como una madalena...
Qué peliculón!

J.Lo dijo...

te hace pensar en la importancia de la libertad, y la necesidad de defenderla, con obligacion vital de elimiminar las imposiciones que pretenden hacernos a todos iguales.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons