21 diciembre 2008

Ultimatum a la Tierra: tiempos modernos

Un día, una doctora (Jennifer Conelly, un tanto perdida desde su Oscar por Una mente maravillosa) es sacada repentinamente de su casa y llevada junto a otros científicos para intentar explicar las causas de un misterioso objeto del espacio que va a chocar de forma inmintente contra Manhattan (donde si no, me permito añadir). Las extraordinarias circustancias que siguen a tan prodigioso acontecimiento, con el planeta entero en estado de shock, llevarán a Helen a conocer a Klaatu (Keanu Reeves, en su habitual registro carapalo), un extraterrestre humanoide que dice llegar a la Tierra para advertir a la población, supuestamente con fines pacíficos, de que no pueden seguir viviendo como lo hacen. 


Los remakes ni me gustan ni me disgustan, creo que como en todo, los hay buenos (Infiltrados) y los hay malos (Psicosis, Vanilla Sky). Los considero como una fuente a la que el cine acude para intentar contar historias, al igual que la literatura. El problema es cuando los remakes se hacen por las razones equivocadas... que suele ser casi siempre, especialmente en el cine de ciencia ficción. Siempre se utiliza la excusa de mostrar a una nueva generación de espectadores una nueva versión de un clásico que, de otro modo, no verían (lo cual no deja de tener parte de razón... yo, sin ir más lejos, no he visto la prestigiosa película de Robert Wise)... lo cual no deja de ser una excusa para contar lo mismo y limitarse a contar con la tecnología actual y mostrar esos efectos especiales que tanto le gusta al público de hoy (entre los que me incluyo, todo sea dicho).

En Ultimatum a la tierra versión 2008, no obstante, nos encontramos por parte de Scott Derrickson (que debutó en la exitosa El exorcismo de Emily Rose) un intento de cambiar el contexto y el mensaje de la primera película (que hablaba intrínsicamente de la Guerra Fría y el latente conflicto entre EE.UU. y Rusia) y adaptarlo a nuestros tiempos al más puro estilo Al Gore: si no cuidas el planeta, se va a ir a tomar por el culo, que viene a decir, lo cual estaría muy bien si estuviesemos en 2004, pero a estas alturas, cuatro años después, el calentamiento global y lo poco que los humanos cuidamos la Tierra es un mensaje un tanto sobado. Y que, la generalmente estupenda, Kathy Bates en cada una de sus escenas tenga cara de "me aburro, dadme mi cheque que quiero irme a casa", no ayuda mucho. También podría entrar en Keanu Reeves, pero es la historia de siempre. A pesar de que tiene cierto carisma en pantalla, no deja de ser el actor uniexpresional (si es que esta palabra existe) de siempre. Al menos está por ahí John Hamm, ese magnífico protagonista de Mad Men (la cual no termina de engancharme tras su primera temporada, todo sea dicho), que espero tenga mucho futuro en el cine. 

A pesar de su buena dirección, no deja de ser la típica producción sobre catastrofes, que en breve espacio de tiempo formará parte de una lista de cuestionable calidad y que su mayor opción de trascender es si deciden homenajearle en una Disaster movie 2. El guión no es bueno, abusa de los lugares comunes (esa relación conflictiva entre madre e hijo postizo esta tan sobada como mal resuleta) y de ese product placement tan mal disimulado (moviles, relojes y cadenas de hamburgueserías -esta brutalmente descarada-). Pese a todo, Derrickson hace un correcto trabajo de dirección y la película tiene un buen ritmo, consiguiendo que sea entretenida en sus casi dos horas de metraje. 

En definitiva, a pesar de encontrarnos ante un producto digno, no deja de ser triste que las películas de las navidades (al menos en la taquilla) vayan a ser esta Ultimatum a la Tierra y, sobre todo, la lamentable Crepúsculo (de la que hablaré proximamente, tengo que afilar los cuchillos). ¿Donde está Harry Potter cuando lo necesitamos?

3 comentaron:

Adri dijo...

Realmente, y como bien dices, yo veo ultimatum a la tierra por los motivos equivocados y es que ver la (aclamada) versión original de la historia da mucha más pereza cuando tienes una película de catástrofes al puro estilo hollywood..

Es curioso como tu templada crítica me ha dado más ganas de ver la pelicula xD

july dijo...

No me gustó nada, qué niño más insoportable, había momentos que parecía que estaba viendo una mala copia de 24, en vez de un ataque terrorista un ataque alienigene, con tanto politiqueo, la representante del presidente, sobraba totalmente! Qué mala!

Guillermo dijo...

Todavía no he tenido oportunidad de ver este remake, aunque he de reconocer que no es mi género preferido.
Estupendo blog. Felicidades
Saludos y felices fiestas!

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons