01 julio 2008

Penelope: una hija bastarda de Tim Burton

A la hora de enfrentarte a dirigir tu primera película, tener referencias no es que esté bien, es que es necesario. El problema aparece cuando, como en este caso, te creees que eres Tim Burton... y no lo eres. Probablemente con más experiencia y algo más de presupuesto, el director Mark Palansky podría tener una carrera simpática, con un estilo propio, pero la cosa está difícil. Penélope, su ópera prima, se estrenó en un festival allá por otoño de 2006 y desde entonces ha estado en el limbo esperando a que una distribuidora decidiese a estrenarla. Ese momento ha llegado en febrero de 2008, año y medio después. Pero, antes de nada, veamos de qué va Penélope.


Penélope es la hija de una rica familia afligida por una maldición secreta: su nariz es como el hocico de un cerdo. Pero hay esperanza, ya que la maldición puede romperse si Penelope consigue el amor de alguien que la acepte tal y como es. Pero la chica está harta de esperar, recluida en la mansión de sus padres y decide escapar, enfrentándose al mundo real. ¿Encontrará Penélope la solución a sus problemas?

A pesar de lo comentado anteriormente, Penélope me ha parecido una buena película, una de esas pequeñas rarezas con las que a veces te puedes encontrar en la cartelera (o en la mula si los distribuidores no ponen de su parte)... antes de que desaparezcan dos semanas después. Una vez superadas las reticencias a los obvios homenajes a películas como Big Fish o Amelie, esta pequeña fábula (porque es lo que es) protagonizado por una correcta Christina Ricci ofrece una historia agridulce y en principio original... a pesar de que el desarrollo viene a ser de lo más previsible. En cuanto aparece el personaje interpretado por James McAvoy, sabes qué es lo que va a pasar al final de la historia. Pero no importa, estamos ante una de esas películas simpáticas, con cierta magia y una dósis de humor proveniente, sobre todo, del personaje de la madre de Penélope, interpretada por una excelente Catherine O'Hara (la madre de Sólo en casa).

Lo mejor: El tono de la historia. El reparto en general y Catherine O'Hara en particular.
Lo peor: Su previsible desarrollo. Las ansias del director por ser Tim Burton.
¿Por qué... es tan difícil para estas películas encontrar su público y su hueco en la cartelera?
¿Sábías qué.. la ganadora del Oscar Reese Witherspoon, además de producir la película, se reserva un pequeño papel secundario?

Aunque imperfecta, Penélope es un film diferente, especial y con un cierto encanto de lo más naif que engancha al espectador. La película de momento no tiene fecha de estreno en España, de momento podeis ver el trailer.

2 comentaron:

Anónimo dijo...

se ve interesante para pasar un buen rato creo que si la arma

The 50 foot woman dijo...

Penélope es maravillosaaaaaaa!! Salí del cine queriendo tener nariz de cerdo...

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Powerade Coupons